madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

 

 

 

Oración para comenzar la lectura de la Palabra de Dios

Señor, habla a mi alma con la fuerza de tu Palabra.

Hazme comprender lo que en ella me quieres decir.

Dime, Señor, lo que yo puedo darte.

Aquí estoy para hacer tu voluntad. Amen

ModoLecturaEnlace

OracionGrupoEnlace

 

21 de Noviembre de 2019

La Presentación de la Santísima Virgen

Zac 2,14-17 / Lc 1,46-55 / Lc 1,26-38

T. "Y María dijo al ángel: ¿Cómo será esto pues no conozco varón?". (Lc 1,26-38)

C. Humildad y generosidad serán los dones que hoy ofrezco a Dios.

R. Dios paga siempre con creces cuando somos generosos con Él. La generosidad de maría ofreciendo la virginidad quedó convertida en una maternidad conservando su virginidad. Sólo el poder de Dios podía hacerlo y Dios empleó este poder para pagar a María su generosidad. Ya lo dijo Jesús: "Quien dejase hermanos o hermanas, padre o madre... por mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna" (Mateo 19-29). Ser Madre de Dios superó el ciento por uno de interés, o de premio. Superó la escala de interés, de premio o de recompensa. El amor de Dios al hombre necesita otro lenguaje que no tiene el hombre.

 

Oración al terminar la lectura de la Palabra de Dios

He aquí la Esclava del Señor.

Hágase en mí según tu Palabra.

(Lc 1,38)

Señor, ayúdame a guardar en mi corazón

la Palabra que has enviado a mi alma.

Tú me has dado el querer aceptarla,

dame también el poder realizarla en mi vida.

Por Jesucristo, nuestro Señor.