madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

 

 

1 de septiembre de 2018

Sábado XXI Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 1,26-31 / Sal 32,12-21 / Mt 25, 14-30

T. "A uno le dejó cinco talentos, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad". (Mt 25, 14-30)

C. El Señor no me pide nada que supere mi capacidad. He de poner de mi parte todo el esfuerzo necesario confiando en su ayuda.

R. Debe preocuparte saber si estás haciendo producir los talentos que te ha dado Dios o simplemente los has guardado para que nadie te los robe. Si te contentas con plantar una flor cuando podías cultivar todo un jardín... Si te conformas con seguir a Jesucristo, cuando podías dirigir la peregrinación de muchos que quieren seguirle... Si bajas del Calvario solo cuando podías bajar llevando a tu casa a María...

 


 

2 de septiembre de 2018

Domingo XXII del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Dt 4,1-2. 6-8 / Sal 95,1-13 / St 1, 17-18.21b-22.27 / Mc 7,1-8.14-15.21-23

T. "Aceptad dócilmente la Palabra que ha sido plantada y es capaz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escucharla, engañándoos a vosotros mismos". (St 1, 17-18.21b-22.27)

C. Mi compromiso de este día es cumplir lo que me dice el Apóstol. Lo hago con sus mismas palabras.

R. Cuando haces la lectura de la Palabra de Dios, procura ser consciente de lo que se está realizando. Es Dios quien te habla a través de la Escritura como a María le habló a través del ángel. con su Palabra Dios te propone un camino a seguir, como también a María le propuso el camino de ser la Madre del Redentor. aquello fue "La Anunciación". También contigo se realiza "una pequeña Anunciación". Dios habla y anuncia su plan. Procura responder como María: "Soy la esclava del Señor".

 


 

3 de septiembre de 2018

Lunes de la XXII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 2, 1-5 / Sal 118,97-102 / Lc 4,16-30

T. "Mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y en el poder del Espíritu". (1 Cor 2, 1-5)

C. No me fiaré de la sabiduría humana sino de Dios.

R. Quieres aprender el secreto para ser eficaz en tu apostolado con tu palabra. Y no quieres confiar en la sabiduría humana sino en la divina. Pablo, el gran evangelizador, aprendió que esta sabiduría divina está en predicar a Jesucristo crucificado: porque la cruz es "fuerza de Dios y sabiduría de Dios" (I Corintios 1, 24). la cruz, revelación del amor de Dios, es revelación de su fuerza y su sabiduría. El Reino de Dios se conquista con la fuerza y la sabiduría de Dios.

 


 

4 de septiembre de 2018

Martes de la XXII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 2,10b-16 / Sal 144, 8-14 / Lc 4,31-37

T. "El Señor es cariñoso con todas sus criaturas". (Sal 144, 8-14)

C. Esforzarme por tratar con amor a todos, ser cariñosa también con aquellos que me cuesta más.

R. Te ha hecho impacto la observación del salmista. Dios es cariñoso con todas sus criaturas. Y quieres imitar el cariño de Dios. Imita a María que tuvo el cariño que Dios quería para sí, el cariño de una madre para Dios hecho hombre. Y lleva este cariño a todas las criaturas. Cuando tu casa sea una CASA DE MARÍA, en tu casa estará este cariño que buscas y tanto quieres.

 


 

5 de septiembre de 2018

Miércoles de la XXII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 3,1-9 / Sal 32,12-21 / Lc 4,38-44

T. "Él. empero, les dijo: Es menester que también a otras ciudades anuncie el reino de Dios, pues para ello he sido enviado". (Lc 4,38-44)

C. No he de quedarme en lo que humanamente es más agradable, como hubiera sido para Jesús quedarse en aquel lugar donde tanto éxito había tenido, sino buscar lo que el Señor desea de mí.

R. Procura darle a Dios en todo momento lo que Él espera de ti. Y es que para eso te ha dado la existencia con cada momento de tu vida. Para ello, piensa en lo que haría y cómo lo haría María aquello que tienes que hacer o aquello que vas a hacer, o aquello que podrías hacer. Esta es la fórmula segura para llegar a la Santidad. Ponte siempre en disposición de aceptar la voluntad de Dios: "Dame, Señor, lo que mandas, y manda lo que quieras" (San Agustín, Confesiones, 10, 29). Tienes en María el ejemplo a seguir. Di, como Ella, a todo: "Fiat", "Hágase".

 


 

6 de septiembre de 2018

Jueves de la XXII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 3,18-23 / Sal 23,1-6 / Lc 5,1-11

T. "Señor, toda la noche nos hemos afanado y no hemos cogido nada, mas en Tu nombre echaré las redes". (Lc 5,1-11)

C. Aprenderé de la fe y la humildad de este experto pescador. Haciendo las cosas en nombre de Jesús obtendré fruto

R. Donde vayas, vete en nombre de Jesús. Lo que hagas, hazlo en nombre de Jesús. Y después espera el fruto que Jesús tiene preparado a tu apostolado. El Apóstol ya tenía también esta buena experiencia y se lo aconsejaba a los primeros cristianos, también a ti: "Y todo cuanto hagáis de palabra o de obra, hacedlo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por Él" (Colosenses 3, 17). La fuerza de cuanto haga un ministro o embajador viene de que actúa en nombre del jefe de la nación a quien representa.

 


 

7 de septiembre de 2018

Viernes de la XXII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 4, 1-5 / Sal 36,3-40 / Lc 5,33-39

T. "Que la gente sólo vea en vosotros servidores de Cristo". (1 Cor 4, 1-5)

C. No he de actuar con otro fin que servir al Señor.

R. Servir a Dios quiere decir tenerle a Él como único Señor. Ya lo dijo Jesús: "No podéis servir a Dios y al dinero" (Lc 16, 13). Cuando Jesús llama a su servicio, exige inmediata y plena entrega: "Quien echa la mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el reino de Dios" (Lc 9, 62). Servir a Dios exige ser todo de Él. El Papa, Juan Pablo II, se declaraba siervo de María cuando eligió el lema "TOTUS TUUS". Servir a María, como madre de Dios es servir a Dios. Servir a Dios es reinar en su Reino.

 


 

8 de septiembre de 2018

La Natividad de la Santísima Virgen

Rm 8,28-30 / Sal 12,6 / Mt 1,1-16.18-23

T. "Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo para que Él fuera el primogénito de muchos hermanos". (Rm 8,28-30)

C. Esforzarme por parecerme lo más posible a Jesús, a eso he sido llamada.

R. Deseas imitar a Jesús porque Dios te llama a esa misión. María, antes que tú, ya anduvo este camino. Nadie como ella pudo conocerle y amarle. Nadie como ella puede enseñarte ese camino. Si tu casa es CASA DE MARÍA, ésta será tu mejor escuela para imitar a Jesús. En tu casa de María, conviviendo con Jesús aprenderás a conocerle y a imitarle.

 


 

9 de septiembre de 2018

Domingo XXIII del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Is 35, 4-7 / Sal 145,7-10 / St 2,1-5 / Mc 7,31-37

T. "Valor, no temáis. he aquí a vuestro Dios... Brotarán aguas en el desierto". (Is 35, 4-7)

C. He de tener valor también en tiempo de sequedad. De mi alma reseca Dios puede hacer brotar agua abundante.

R. No mires atrás aunque estés pasando un periodo de sequedad o desconsuelo en tu alma. Es la noche oscura pero en ella también Dios va contigo. Y vendrá el amanecer luminoso. Es la travesía por el desierto, ya entrarás en la tierra prometida. Es Viernes Santo en tu alma. Vendrá el Domingo de Resurrección y efectivamente, de tu alma "brotará una fuente de agua viva que salte hasta la vida eterna" (Jn 4, 1-14).

 


 

10 de septiembre de 2018

Lunes de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 5, 1-8 / Sal 5,5-12 / Lc 6,6-11

T. "¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa? Barred la levadura vieja para ser una masa nueva, ya que sois panes ázimos. Porque ha sido inmolada nuestra víctima pascual: Cristo". (1 Cor 5, 1-8)

C. El Apóstol me invita a echar fuera la vieja levadura del pecado y a ser una masa nueva. Es lo que me pide mi dignidad de hijo de Dios.

R. San Pablo vivió intensamente esta realidad del "hombre nuevo". Así invitaba a los primeros cristianos: "Revestiros del Hombre Nuevo, creado según Dios, en la justicia y santidad de la verdad" (Efesios 4, 24). Pero para que ese hombre nuevo pueda vivir debes arrojar lejos de ti la levadura del pecado porque, a poco que dejes, puede hacer fermentar a toda la masa. Sucede como con la fruta: si el gusano queda dentro, terminará por destruirla totalmente.

 


 

11 de septiembre de 2018

Martes de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 6,1-11 / Sal 149,1-9 / Lc 6, 12-19

T. "Por entonces subió a la montaña a orar y pasó la noche orando a Dios... y la gente trataba de tocarlo, porque salía de Él una fuerza que les curaba a todos". (Lc 6, 12-19)

C. Pasó en oración una noche... salía de Él una fuerza que les curaba a todos... He de sacar un rato de oración todos los días. Ello me dará la fuerza que necesito para cumplir mi misión en la familia y en mi trabajo.

R. Jesucristo, siendo Dios, necesitaba de la oración en cuanto era hombre. Tú, que solamente eres hombre lleno de fragilidad, cuánto más necesitarás de la oración. De aquí has de sacar la fuerza que precisas para irradiar santidad a los demás. Así podrás convertir tu casa en CASA DE MARÍA. Tampoco olvides que a tus decisiones preceda siempre la oración. En ese mismo pasaje Jesús te enseñó ese camino. La oración es a la vida sobrenatural lo que el aire a los pulmones.

 


 

12 de septiembre de 2018

Miércoles de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 7,25-31 / Sal 44,11-17 / Lc 6, 20-26

T. "Dichosos vosotros cuando os odien los hombres, y os excluyan y os insulten y proscriban vuestro nombre, como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo". (Lc 6, 20-26)

C. El mismo Dios me llama bienaventurado cuando los hombres me persiguen por causa del Evangelio. He de ver las cosas como las ve Dios y sentir alegría cuando tenga que sufrir algo por dar testimonio de mi fe.

R. La felicidad y la dicha no está en aquello que nos halaga a nosotros sino en aquello que agrada a Dios. viendo las cosas con los ojos de la fe, las ves como Dios las ve y esta visión no puede engañarte nunca. Aquí está la felicidad. Cuando pones la felicidad en lo humano, una vez conseguido, te das cuenta de que la felicidad está más arriba.

 


 

13 de septiembre de 2018

Jueves de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 8,1b-7.11-13 / Sal 138, 1-3.13-14.23-24 / Lc 6,39-42

T. "Mira Señor, si mi camino se desvía, guíame por el camino recto". (Sal 138, 1-3.13-14.23-24)

C. He de recitar durante el día frecuentemente esta plegaria. Me esforzaré por caminar todo el día por el camino recto.

R. Rezando esta plegaria, tienes asegurado lo que pides porque coincide con la voluntad de Dios. Pero siempre quedas libre para seguir por el camino recto o desviarte de él. Necesitas la fuerza y la gracia para no desviarte nunca. La Palabra de Dios, guardada en tu corazón, te dará esa fuerza. "Cristo crucificado es fuerza de Dios" (I Co 1, 23-24).

 


 

14 de septiembre de 2018

La Exaltación de la Santa Cruz

Filip 2,6-11 (Num 214b-9) / Sal 77,1-38 / Jn 3,13-17

T. "Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su único Hijo, para que no perezca ninguno de los que creen en Él, sino que tengan vida eterna". (Jn 3,13-17)

C. He de corresponder al amor con que Dios me ama. He de hacerlo todo por amor a Dios.

R. Jesucristo nos ha revelado el gran valor que tiene un acto de amor a Dios: "Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a Él, y haremos morada en Él" (Juan, 14,23). Pide a Dios la gracia de convertir en amor a Dios cada latido de tu corazón. Qué llenas estarían tus manos el día de tu salida de este mundo. Es cuestión de gracia de Dios y generosidad tuya. Aquélla no te faltará.

 


 

15 de septiembre de 2018

Nuestra Señora de los Dolores

Hb 5,7-9 / Sal 30,2-20 / Jn 19,25-27

T. "Jesús, al ver a su Madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa". (Jn 19,25-27)

C. Hoy es un día especial para renovar mi compromiso de hacer que mi casa sea CASA DE MARÍA. Tendré las palabras de Jesucristo a Juan como dirigidas a mí mismo.

R. Y que tu respuesta sea la misma que la de Juan: desde hoy mismo procura llevar a María a tu casa y que Ella sea allí la Madre. Que todos la amen como Madre y la imiten amándola. Así tu casa será CASA DE MARÍA. Y no te olvides de que hay muchos cristianos que quisieran seguir este camino. Todos los hombres deben seguir la llamada de Jesús. Todos deben hacer lo que hizo el evangelista. Todos deben llevar a María a su casa y hacer de ella una casa de María.

 


 

16 de septiembre de 2018

Domingo XXIV del Tiempo Ordinario.  CICLO "B"

Is 50, 5-10 / Sal 114,1-9 / St 2,14-18 / Mc 8,27-35

T. "El Señor Dios me ha abierto el oído; y yo no me he rebelado ni me he echado atrás". (Is 50, 5-10)

C. He de sentir el consuelo de poder repetir las palabras del profeta: Dios me ha hablado, me ha llamado al apostolado de "Domus Mariae" y no me he rebelado ni me he vuelto atrás.

R. Sientes una gran paz porque has seguido la llamada de Dios. Puedes sentir esa gran paz continuamente y hasta el final de tus días si con generosidad sigues la llamada de Dios. Tu entrega al apostolado te exigirá sacrificios pero también te dará los mayores consuelos. Que al fin de tus días puedas decir: "no me eché atrás". Rica herencia para los tuyos.

 


 

17 de septiembre de 2018

Lunes de la XXIV Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 11,17-26.33 / Sal 39,7-17 / Lc 7,1-10

T. "Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis de este cáliz, proclamáis la muerte del Señor hasta que vuelva". (1 Cor 11,17-26.33)

C. Reprende el Apóstol a los cristianos de Corinto porque no celebran la Eucaristía dignamente. Aprendo la lección, me propongo participar en la Eucaristía exigiéndome más.

R. Muchas veces te has preguntado cómo debes participar en la Eucaristía para sacar más fruto de ella. Yo te respondería: imagínate cómo participaría María. Ahora ya sabes la respuesta: como si estuvieses en el Calvario en el lugar del discípulo Juan. También el calvario fue una CASA DE MARÍA. A la Eucaristía debes ir como fue María al calvario. De la Eucaristía debes salir como hizo el evangelista bajando del calvario: llevando a María a tu casa.

 


 

18 de septiembre de 2018

Martes de la XXIV Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 12,12-14 / Sal 99,2-5 / Lc 7,11-17

T. "Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo... Vosotros sois el cuerpo de Cristo y cada uno es un miembro. Y Dios os ha distribuido en la Iglesia". (1 Cor 12,12-14)

C. Procuraré vivir más conscientemente el misterio del Cuerpo Místico esforzándome en ser un miembro útil no inútil o enfermo.

R. El Señor a todos nos adorna con sus dones. Procura descubrir cuáles te ha dado a ti. Cultívalos y ponlos al servicio de Jesús con generosidad y sacrificio. Procura ejercitar estos dones con las potencias que Dios te ha dado porque un músculo que no se ejercita, se atrofia pronto.

 


 

19 de septiembre de 2018

Miércoles de la XXIV Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 12, 31-13, 13 / Sal 32,2-22 / Lc 7,31-35

T. "El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuenta del mal". (1 Cor 12, 31-13, 13)

C. Me propongo hacer hoy todo con amor.

R. ¿Y por qué hoy solamente? Extiende tu propósito a todos los días y a todo momento del día. María, viviendo con Jesús, todo lo haría por Él, por amor a Él. Y, si era la llena de gracia, es porque todo lo hizo por amor a Dios. Tu compromiso permanente es el de imitar a María: ser tú como una CASA DE MARÍA donde se realicen las maravillas que se realizaron en la casa de Nazaret. Aprende a convivir con Jesús. Aprenderás a vivir el amor. La Casa de María fue la primera escuela del verdadero amor.

 


 

20 de septiembre de 2018

Jueves de la XXIV Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 15, 1-11 / Sal 117,1-28 / Lc 7,36-50

T. "Pero por la gracia de Dios soy lo que soy y su gracia no se ha frustrado en mí". (1 Cor 15, 1-11)

C. Soy cristiano por la gracia de Dios. Soy miembro de "DOMUS MARIAE" por la gracia de Dios. Quisiera decir con San Pablo que "su gracia no se ha frustrado en mí".

R. Ese "quisiera" debes convertirlo en "quiero". Y, si quieres, la gracia de Dios no se frustrará en ti. Como cristiano serás sal de la tierra y luz del mundo. Como miembro de "DOMUS MARIAE" dejarás abierto el camino para que otros puedan seguirte. Como cristiano, eres hijo de Dios. Mucho te has de exigir para que no sea frustrada esta gracia. Como miembro de "DOMUS MARIAE" convives con Jesús y con María. También esta condición te exige mucho para que no sea frustrada la gracia.

 


 

21 de septiembre de 2018

San Mateo

Efes 4, 1-7.11-13 / Sal 18,2-5 / Mt 9,9-13

T. "Yo, el prisionero por Cristo, os pido que andéis según la vocación a la que habéis sido llamados: sed siempre humildes y amables, sed compasivos; sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos por mantener la unidad del Espíritu, con el vínculo de la paz". (Efes 4, 1-7.11-13)

C. Quiero llevar a mi vida estos consejos que da el Apóstol a los primeros cristianos de Éfeso: humildad, amabilidad, compasión.

R. Esto, que te propones llevar a tu vida es una exigencia de tu mismo ser cristiano. Por eso el Apóstol lo exige como algo connatural con la vocación a la que habéis sido llamados. Tu dignidad de hijo de Dios te exige esa conducta. Y necesitas estas virtudes para tu apostolado. Esa Palabra de Dios con la que te encuentras cada día te irá enseñando lo que debes hacer para llevar ese programa a tu vida.

 


 

22 de septiembre de 2018

Sábado de la XXIV Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

1 Cor 15,35-37.42-49 / Sal 55,10-14 / Lc 8,4-15

T. "Los de la tierra buena son los que con corazón noble y generoso escuchan la Palabra, la guardan y dan fruto perseverando". (Lc 8,4-15)

C. He de preparar mi alma todos los días para ser tierra "buena" que dé el mejor fruto.

R. Nadie como María preparó mejor su alma para recibir la palabra de Dios. Imítala y conseguirás esta preparación que ansías. Para imitarla llévala a tu casa como madre, como hizo el Apóstol. A su lado aprenderás a tener corazón noble y generoso. Y no olvides que la tierra, aun siendo buena, necesita estar cultivada. El arado de la cruz es instrumento utilizado por Dios frecuentemente para cultivar nuestro corazón.

 


 

23 de septiembre de 2018

Domingo XXV del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Sab 2,12.17-20 / Sal 53,3-8 / St 3,16-4,3 / Mc 9, 29-36

T. "El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará" (Mc 9, 29-36)

C. Cuando los Apóstoles hablan de ocupar el primer puesto, Jesús habla de morir en la cruz. Los apóstoles no le entendieron. Para entender a Jesús, he de acercarme a conocer sus criterios, ver las cosas como Él las veía.

R. También tú te has quejado de no comprender a Jesús. no le comprendes en el dolor, en el sufrimiento, en la desgracia... Es que para comprender el lenguaje de la cruz, hay que subir al calvario, como él subió. Santo Tomás dice que aprendió más al pie de un crucifijo que estudiando a los grandes autores. Cuando no entiendas el sentido del dolor, coge un crucifijo y mírale. Es el mejor libro.

 


 

24 de septiembre de 2018

Lunes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Prov 3, 27-34 / Sal 14,2-5 / Lc 8,16-18

T. "Hijo mío, no niegues un favor a quien lo necesita". "Nadie enciende un candil y lo tapa con una vasija o lo mete debajo de la cama; lo pone en el candelero para que los que entran tengan luz". (Prov 3, 27-34 y Lc 8,16-18)

C. Dios hoy me dice que debo llevar la luz de mi fe y de mi apostolado al hermano que carece de ella. Haré que mis actos durante el día sean luz puesta sobre el candelero para que alumbre a lo demás.

R. Y no olvides que tus actos no serán luz para los demás si no van encendidos en la llama del amor y de la bondad. Procurar estar lleno de fe, de amor y de bondad. Entonces serás luz de Cristo. Proponte pasar "haciendo el bien" así serás luz. A veces se te pedirá que pongas esas obras en el candelero de la cruz. Suele ser el candelero en el que más brillan las obras.

 


 

25 de septiembre de 2018

Martes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Prov 21,1-6.10-13 / Sal 118,1-44 / Lc 8,19-21

T. "Jesús les contestó: Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen por obra". (Lc 8,19-21)

C. He de seguir con alegría y con gozo esta práctica diaria de encontrarme con la Palabra de Dios y llevarla a mi vida. Por ello, Jesucristo me llama su "hermano"

R. Jesucristo había dicho: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mt 4, 4). Los padres y los hermanos comen todos el pan a la misma mesa. Jesucristo piensa en la familia de los hijos de Dios que comen el pan de su palabra como alimento de sus almas. Come de este pan y enseña a los demás a sentarse en esta mesa del pan de Dios. Enseña a los miembros de tu familia a sentarse a esta mesa y participar de este pan. Considera hermanos de Jesucristo a cuantos participan de este pan.

 


 

26 de septiembre de 2018

Miércoles de la XXV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Prov 30,5-9 / Sal 118, 29.72.89.104.163 / Lc 9,1-6

T. "Lámpara es tu Palabra para mis pasos, luz en mi sendero". (Sal 118, 29.72.89.104.163)

C. Quiero hacer mía esta súplica del salmista: que la Palabra de Dios me ilumine los pasos que he de dar en todo momento.

R. Lo conseguirás si guardas la palabra de Dios en tu corazón. Los pies se dirigen hacia donde indica el corazón, así como los labios hablan de la abundancia del corazón. Procura que tu corazón esté siempre encendido con la llama de la Palabra.

 


 

27 de septiembre de 2018

Jueves de la XXV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Eclesiastés 1,2-11/ Sal 89, 3-6.12-14.17/ Lc 9,7-9

T. "Por la mañana sácianos de tu misericordia y nuestra vida será alegría y júbilo". (Sal 89, 3-6.12-14.17)

C. Por la mañana, en la Eucaristía, me saciaré de la misericordia del Señor. Viviendo la misericordia de Dios durante el día, tendré alegría y júbilo.

R. Saber que Dios te ha perdonado, te perdona y te perdonará siempre debe inundar de gozo tu alma. Es la alegría del salmista cuando exclamaba: "Dad gracias al Señor por su misericordia, por las maravillas que hace con los hombres" (Salmo 106, 8); "Porque es eterna su misericordia" (Salmo 117, 1). La misericordia de Dios llena de alegría el corazón del hombre.

 


 

28 de septiembre de 2018

Viernes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Eclesiastés 3,1-11 / Sal 143, 1-4 / Lc 9,18-22

T. "Señor, ¿qué es el hombre para que te fijes en él?; ¿qué los hijos de Adán para que pienses en ellos? El hombre es igual que un soplo; sus días una sombra que pasa". (Sal 143, 1-4)

C. He de vivir estas dos verdades: el hombre no es nada. Dios le ha elevado a la dignidad de hijo suyo.

R. El hombre, por sus propias fuerzas, nunca hubiera podido ni siquiera imaginar lo que Dios ha hecho con él. Es como un soplo, como una sombra... y, a la vez, es hijo de Dios. Es decir, todo lo que eres se lo debes a Dios. Y lo que le debes es mucho: el haberte llamado a la filiación divina. Vive esta realidad y serás siempre agradecido a Dios. Haz que tu vida sea un himno de acción de gracias. Piensa que no existías y existes. Piensa que no eras hijo de Dios y lo eres. Obra en consecuencia.

 


 

29 de septiembre de 2018

Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Ap 12,7.12a / Sal 137,1-5 / Juan 1,47-51

T. "Jesús le contestó: ¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores. Y añadió: Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre". (Juan 1,47-51)

C. Jesucristo me pone como prueba de su divinidad el hecho de que los ángeles de Dios han de bajar sobre Él. Mi respuesta es la de una fe firme en Él y en la verdad de la existencia de los ángeles. También de mi ángel custodio.

R. El Arcángel San Gabriel fue enviado a María para proponerle en plan de Dios sobre Ella. Piensa que todos los días Dios te envía el ángel custodio que te ha dado para decirte, mediante la Palabra que meditas todos los días, el plan que Él tiene contigo cada día. Es tu "pequeña Anunciación". Responde como María, con prontitud, con generosidad, con humildad". Así también ves bajar y subir a los ángeles de Dios, todos los días, trayéndote el mensaje de la Palabra y la ayuda de la gracia, tu ángel custodio. Ya lo dijo el salmista: "Él envía su Palabra a la tierra y su mensaje corre veloz" (Salmo 147, 18). Su mensajero corre veloz.

 


 

30 de septiembre de 2018

Domingo XXVI del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Nm 11,25-29 / Sal 18,8-14 / St 5.1-6 / Mc 9, 37-42.44.46-47

T. "Si tu mano te hace caer, córtatela; más vale entrar manco en la vida que ir con las dos manos al abismo". (Mc 9, 37-42.44.46-47)

C. He de apartarme de aquello que me aparte de Cristo.

R. Yo sé de uno que tenía en su dormitorio grabada esta oración: "Aparta de mí, Señor, todo aquello que me aparte de ti". Haz tuya esta oración, rézala todos los días. y que María te conceda esa gracia desde ahora, desde tu juventud. Qué libro más precioso sería tu vida. Ponte a escribirle, merece la pena.