madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

Encuentro anual 2008

22 y 23 de noviembre

Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo

Este año en que la ausencia de D. Feliciano marcaba nuestro viaje, contamos con la grata compañía de Begoña, Vocal y Responsable de uno de los Grupos de Madrid.

Como disponíamos de poco tiempo y todas deseábamos aprovecharlo al máximo nos reunimos a las 17:00 h. en los locales de Acción Católica para el encuentro formativo que cada año precede a la gran celebración del domingo. Aunque la ausencia física de D. Feliciano se hacía notar, estuvo espiritualmente muy presente. Al igual que en años anteriores, Mª Soledad Cosmen, como Presidenta de la Asociación, impartió una charla.

Su reflexión, “Buscar la sonrisa de María”, trató de volver a recordar lo esencial de nuestro carisma, invitando a vivirle con ese nuevo estilo.

Tomando palabras de Benedicto XVI en su viaje a Lourdes dijo: “Buscar esa sonrisa es ante todo acoger la gratuidad del amor; es también saber provocar esa sonrisa con nuestros esfuerzos por vivir según la Palabra de su Hijo amado, del mismo modo que un niño trata de hacer brotar la sonrisa de su madre haciendo lo que le gusta. Y sabemos lo que agrada a María por las palabras que dirigió a los sirvientes  de Caná: ‘Haced lo que Él os diga’” (Jn 2, 5). También hizo una llamada a un mayor compromiso, a crecer en el amor de modo que, como la comunidad de Tesalónica, los distintos grupos de Domus Mariae, y muy en concreto el de Lleida, lleguen a ser ejemplo para otras comunidades (1 Ts 1, 5-10). También recordó el triple oficio sacerdotal, profético y real que, como seglares, nos corresponde encarnar en la vida cotidiana. Terminó diciendo: “tenemos que poner en medio del mundo a Dios, cuya esencia es el amor, tenemos que ser lugar de encuentro, de los hombres con Jesucristo… encarnemos la Palabra, hagamos de nosotros, de nuestras familias, de nuestros Grupos, del mundo entero una gran Casa de MariaBusquemos la sonrisa de Maríaseamos, como Ella, sonrisa de Dios y asumamos el reto del Amor”.

Luego, tras participar en la Eucaristía de la Academia Mariana, un pequeño grupo nos ofreció una agradable velada y, al día siguiente por la mañana, Juli nos acompañó a visitar la bellísima Seo Vieja. La Eucaristía en San Pablo, presidida por D. Joaquín Lax, fue otro precioso regalo, y sus reflexiones sobre la Domus Mariae nos llegaron muy hondo. La comida fraternal y una última reunión en el Colegio del Corazón de María con M. Asunción Cornadó, como no podía ser de otro modo. Algunas, por obligaciones familiares, no nos pudieron acompañar a esta última reunión en la que compartieron con nosotras sus inquietudes y buscamos lo mejor para Domus Mariae. El tren partía, pero, como cada año, un trocito de nuestro corazón se quedó en tierras leridanas. ¡Hasta pronto!