madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

Desde tierras de Misión

Otra llamada, otra vez a través de D. Juan Bautista, nos llega desde tierras de misión. Ahora desde Colombia. Unas Carmelitas están construyendo su monasterio y necesitan ayuda. En nuestra Asamblea de Febrero de 2018, acordamos enviarles un donativo para ayudarles un poquito. Mucho más nos ayudarán a nosotros sus oraciones que, “allende los mares” ellas elevarán por nosotros. María, una vez más tiende puentes uniendo corazones en su Hijo Jesucristo.

Así nos explicaba la priora,HERMANA GABRIELA DE SANTA TERESITA O.C.D., en carta dirigida a nuestra Presidenta, su situación e ilusiones: 

Como Dice nuestra Santa Madre Teresa de Jesús: “Nuestro Monasterio es un cielo, si lo puede haber en la tierra, para quien solo se contenta de contentar a Dios”

NUESTRO MONASTERIO DE CARMELITAS DESCALZAS SAN JOSÉ DE GARAGOA fue fundado a partir del 2 de Febrero de 2007 por la Madre Mercedes de Santa Teresita, quien pasó a la Casa del Padre el 19 de Mayo de 2012, una monja ejemplar que fue priora en Villa de Leyva, (monasterio de dónde procedemos,) durante ocho trienios y en este momento estamos trabajando en el  proceso de su beatificación. Murió de 81 años y su compañera, la hermana María de Jesús Piñarte, este año cumple  90 años, es la tornera de la comunidad y borda hermosos escapularios.

Como no había Monasterio, vivíamos en una casita que había prestado la Diócesis.

La construcción del Monasterio comenzó en el año 2009; lo primero que se hizo fue la capilla que fue consagrada en el año 2011. Con 6 religiosas profesas y 5 jóvenes en formación que había entonces, nos trasladamos a vivir en el sótano de la capilla, donde permanecimos hasta el año 2015.

En este momento nuestra comunidad está conformada por 7 hermanas de votos solemnes, tres junioras, 2 novicias y 2 postulantes. EN TOTAL 14.

En este momento  nos falta por terminar 4 habitaciones y un muro de piedra; estamos ansiosas de terminar pronto la construcción para poder gozar del silencio y la clausura, propios de nuestro carisma.

… ya sabe que cuenta con nuestras oraciones y nos gustaría seguir en contacto con Usted y le pedimos  también  sus oraciones. Santa Teresa decía que necesitamos amigos fuertes de Dios, para poder combatir el buen combate de la fe.

 

Y nos enviaban algunas fotos.

 

 

 

 

Cuando al fin pudimos hacerles llegar el donativo, esta ha sido su carta de agradecimiento:

Garagoa, 30 de Abril de 2018

SEÑORA MARÍA SOLEDAD COSMEN GARCÍA

Y MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN PÚBLICA DE FIELES “DOMUS MARIAE”

Alabado sea Jesucristo.

Que sea nuestra Madre Santísima, Reina de la Paz y Madre del Amor Hermoso, quien les lleve nuestro saludo y nuestros más sinceros agradecimientos por la donación que nos enviaron.

Que Dios les pague  por su generosidad, pues Dios ama a quien da con alegría y les retribuirá el ciento por uno porque a lo mejor se han privado de algo que necesitaban por contribuir a la construcción de este monasterio que ha sido querido por el Señor y donde hemos visto verdaderos milagros cada día y sabemos que se dará gloria a Dios por muchísimos años.

Nos alegra mucho escribirles en este día lleno de la presencia de nuestra Madre Santísima quien nos visitó hoy a las 6 de la mañana en la imagen de la Virgen de Fátima, pues  llegó ayer desde Portugal en peregrinación por la paz de Colombia  y Garagoa fue la primera diócesis que la acogió. Fue un momento muy hermoso, nos celebró la Eucaristía Nuestro Obispo Julio Hernando García P. y concelebraron 7 sacerdotes y en nuestra capilla no cabía la gente.

En esta foto, detrás de la Virgen de Fátima, pueden ver la Virgen del Carmen donación del Padre Juan Bautista Granada.

Señora Soledad, que el Señor la Bendiga a Usted y a todos los miembros de esa Sociedad Mariana y ya saben que cuentan con nuestras oraciones.

Les pedimos el favor de seguir orado por nosotras para que podemos terminar nuestro monasterio y sobre todo para que seamos santas como nuestro Padre del Cielo es santo.

Fraternalmente.

Gabriela de Santa Teresita y Comunidad.

 

Y nos enviaban nuevas fotos.