madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

 

 

1 de Julio de 2018

Domingo XIII del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Sb 1,13-15; 2,23-24 / Sal 29,2-13b / 2 Co 8,7-9.13-15 / Mc 5, 21-43

T. "No temas, basta que tengas fe" (Mc 5, 21-43)

C. He de recordar estas palabras de Jesús como respuesta que me da ante cualquier contrariedad que me suceda.

R. Y qué respuesta más consoladora vas a tener: "Basta que tengas fe". Vive esta fe que has descubierto hoy ante la Palabra de Dios. Ella te llevará un conocimiento más profundo de Jesucristo porque "la fe es la escalera que lleva al conocimiento; el conocimiento es el premio de la fe" (San agustín, Sermo, 126). Con una fe fuerte vencerás fácilmente porque "la fe, si es fuerte, defiende toda la casa" (San Ambrosio, Comentario sobre el salmo, 18,12,13).

 


 

2 de Julio de 2018

Lunes de la XIII Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

Am 2,6-10.13-16 / Sal 49,16- 23 / Mt 8, 18-22

T. "Se le acercó un letrado y le dijo: Maestro, te seguiré donde vayas". (Mt 8, 18-22)

C. Esta promesa llena de generosidad me llega al alma. Yo quiero seguir a Jesús poniendo mis pies allí donde Él haya levantado las plantas de los suyos.

R. No hubieras hecho ese propósito tan admirable si no hubieras recibido una gracia especial del Cielo para hacerle. No olvides que quien te ha inspirado para que tengas esos deseos, "ese querer", te dará la gracia que necesitas para realizarlo. Recuerda a San Pablo. "Tengo la confianza de que el que comenzó en vosotros la obra buena, la llevará a cabo hasta el día de Cristo Jesús" (Filipenses 1, 6). A María la llamó a ser su Madre y lo recibió todo para el cumplimiento de esa excelsa misión.

 


 

3 de Julio de 2018

Santo Tomás Apóstol

Efes 2,19-22 / Sal 116,1-2 / Jn 20,24-29

T. "Ya no sois extranjeros ni forasteros, sino ciudadanos del pueblo de Dios y miembros de la familia de Dios". (Efes 2,19-22)

C. Mucho me exige esta dignidad de ser miembro de la familia de Dios. Llevaré con decoro esta dignidad.

R. Vive con intensidad esta realidad: miembro de la familia de Dios. Eres hijo de Dios. Eres morada de Dios. Perteneces a la Casa de Dios. Haz que todos tus actos lleven este sello. Lo conseguirás si logras hacer todo por amor y con amor. María lo consiguió. En el mundo se considera un honor no manchar el escudo de familia noble. No manches nunca el escudo de la familia de Dios.

 


 

4 de Julio de 2018

Miércoles de la XIII Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

Am 4, 14-15.21-24 / Sal 49,7-17 / Mc 8,28-34

T. "Buscad el bien y no el mal, y viviréis, y así estará con vosotros el Señor de los ejércitos, como deseáis. Odiad el mal, amad el bien, defended la justicia del Tribunal". (Amós 4, 14-15.21-24)

C. Buscar siempre el bien y evitar el mal. Quiero este lema para mi vida. Le viviré durante el día de hoy.

R. Es lo que hizo Jesucristo en la tierra. "Pasó haciendo el bien" (Hechos 10, 36). Esto se dijo de Jesús. Si consigues cumplirlo en tu vida, piensa que llegaste al mayor grado de santidad, al que Dios te llamaba. Dejaste escrito el libro que más ha de influir en los demás. "Pasó haciendo el Bien".

 


 

5 de Julio de 2018

Jueves de la XIII Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

Am 7,10-17 / Sal 18,8-11 / Mt 9,1-8

T. "La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante. Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón. Más preciosos que el oro fino; más dulces que la miel de un panal que destila". (Sal 18,8-11)

C. La Palabra de Dios es descanso del alma. Me instruye. Me alegra el corazón. Es de más valor que el oro fino. Es dulce para el alma. Gracias, Señor.

R. Cuando tu alma esté fatigada, acude a la Palabra de Dios y ella te servirá de descanso. Cuando no comprendas el sentido de lo que te sucede, busca lo que Dios te quiere decir en su palabra. Cuando tengas el corazón abatido, humillado, haz que entre en él la Palabra de Dios y en tu corazón abatido, humillado, habrá alegría. Cuando tengas la tentación de los bienes de la tierra, piensa que tienes un tesoro más precioso en la Palabra de Dios. Cuando asalte a tu alma la amargura de la vida, vete en busca de la Palabra de Dios y en ella encontrarás dulzura.

 


 

6 de Julio de 2018

Viernes de la XIII Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

Am 8, 4-6.9-12 / Sal 118,2-131 / Mt 9,9-13

T. "Mirad que llegan días oráculo del Señor en que enviaré hambre a la tierra: no hambre de pan y sed de agua, sino de escuchar la Palabra del Señor... Vagarán buscando la Palabra del Señor y no la encontrarán". (Amós 8, 4-6.9-12)

C. He de esforzarme en abrirme más sinceramente a la Palabra de Dios no sea que llegue un día en que quiera escucharla y ya no sea posible.

R. ¿No lo has visto muchas veces a tu alrededor? Personas que vivían su fe y ya no la viven. Un mundo que se ha alejado de Cristo y ahora no sabe en dónde encontrar algo que colme sus ansias espirituales y se vuelcan en la superstición, en la magia, en las sectas... Tienen hambre de Dios y no saben acudir a la única fuente que sacia. La que prometió Jesús a la Samaritana. A la vez, vivimos tiempo de hambre y de sed de la Palabra de Dios. En la Iglesia están surgiendo múltiples movimientos de seglares. Todos se comprometen a vivir la Palabra de Dios. No puedes ya volver la vista atrás.

 


 

7 de Julio de 2018

Sábado de la XIII Semana del tiempo Ordinario. AÑO PAR

Am 9, 11-15 / Sal 84,9-12 / Mt 9,14-17

T. "Aquél día levantaré la choza caída de David, taparé sus brechas, levantaré sus ruinas". (Amós 9, 11-15)

C. Hoy necesitaba esta llamada de Dios a la esperanza. También Él levantará mis ruinas, esta temporada de "baja forma" en que me encuentro. He de confiar perseverando.

R. No te asustes de la noche oscura. El Señor es tu pastor y, aunque camines por cañadas oscuras, nada debes de temer (Salmo 22). Si perseveras en la lucha saldrás fortalecido y sentirás una gran alegría al reencontrarte de nuevo en "plena forma". Tampoco el día tendría esa belleza si no hubiera precedido la noche. Vive la "noche" con la esperanza de que llega el día.

 


 

8 de Julio de 2018

Domingo XIV del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Ez 2,2-5 / Sal 122,1-4 / 2 Cor 12, 7-10 / Mc 6,1-6

T. "Cuando soy débil, entonces soy fuerte". (2 Cor 12, 7-10)

C. He de ser consciente de mi debilidad para buscar mi apoyo en Dios.

R. Qué bien te ha de ir en tus empresas espirituales si estás convencido de que eres débil. Buscarás tu fortaleza en Dios y serás alma de oración y en ella recibirás la fortaleza que necesitas: "Venid a mí los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré" (Mateo 11, 28). Sin el auxilio de Dios puedes luchar ciertamente, pero lo que no puedes es vencer. El himno del "Magníficat" es un canto a nuestra debilidad convertida por Dios en fortaleza.

 


 

9 de Julio de 2018

Lunes de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Os 2,14.15-16.19-20 / Sal 114,2-9 / Mt 9, 18-26

T. "Jesús le dijo: Ánimo, hija. Tu fe te ha curado". (Mt 9, 18-26)

C. Quiero tener esta fe que arrancó del corazón de Jesús estas palabras llenas de consuelo.

R. Cuantas veces te acercas a la Palabra de Dios para guardarla en tu corazón puedes oír estas palabras de Jesucristo: Ánimo, tu fe te está curando. Cuando te acercas al sacramento de la Penitencia, el sacerdote te lo dice en nombre de Jesús. Siguiendo por este camino, al fin de tus días saldrá Jesús a tu encuentro y te dirá: Ánimo tu fe te ha salvado.

 


 

10 de Julio de 2018

Martes de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Os 8,4-7.11-13 / Sal 113B,3-10 / Mt 9, 32-38

T. "Al ver a las gentes se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas como ovejas sin pastor". (Mt 9, 32-38)

C. Siento compasión de los hombres que, alejados de Dios, parecen "ovejas que no tienen pastor". Siento una pena inmensa cuando veo esas hordas de jóvenes, aburridos, que se recuestan en los coches o deambulan por nuestras calles. He de hacer más por acercar a Dios a aquellas personas con quienes me relaciono. He de orar más por esos jóvenes.

R. Debes cultivar más el apostolado de la amistad. Para ello aprovecha la vecindad, la profesión, la vida social. Una frase llena de amor, un consejo sincero, una ayuda desinteresada... pueden ser los comienzos de ese apostolado. Son instrumentos y ocasiones que Dios pone en tu mano. Debes aprovecharlos. Cultiva igualmente la oración por los jóvenes y si sientes la suficiente generosidad únela al sacrificio. La oración del justo siempre es escuchada. Tal vez tengamos algo de responsabilidad todos por nuestro olvido del arma eficaz de la oración.

 


 

11 de Julio de 2018

Miércoles de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Os 10, 1-3.7-8.12 / Sal 104,2-7 / Mt 10, 1-7

T. "Sembrad la justicia y hallaréis misericordia" "Recurrid al Señor y buscad su rostro". (Os 10, 1-3.7-8 y Sal 104,2-7)

C. He de recurrir al Señor para pedirle ayuda en una dificultad que me plantea el día de hoy: la entrevista con una amiga que tiene problemas.

R. Antes de hablar con los hombres de Dios, habla con Dios de los hombres. Y no te olvides de hablar a tu amiga aquello que, hablando con Dios, has sentido en tu corazón. Habla con ella como hablaría María.

 


 

12 de Julio de 2018

Jueves de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Os 11, 1b.3-4.8c-9 / Sal 79,2-16 / Mt 10,7-15

T. "Cuando Israel era joven le amé... Cuando le llamaba él se alejaba... le alzaba en brazos y él no comprendía que yo le curaba. Con ataduras humanas, con lazos de amor le atraía". (Os 11, 1b.3-4.8c-9)

C. Corresponder al amor de Dios esforzándome en serle más fiel, recordando y viviendo mejor cada día su palabra.

R. Es el cuadro que tan frecuentemente repite Dios con cada uno de los hombres. ¡Cuántas veces los acontecimientos que nos rodean son medios de alzarnos Dios en sus brazos y de amarnos! Pero no nos damos cuenta. Los mandamientos son lazos de amor para llevarnos a Él, llamadas amorosas de Dios.

 


 

13 de Julio de 2018

Viernes de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Os 14,2-10 / Sal 50, 3-17 / Mt 10,16-23

T. "Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme". (Sal 50, 3-17)

C. Muchas veces pienso que no avanzo, que no cambio, por eso hoy quiero que mi oración sea la del salmista.

R. Un corazón puro y un espíritu firme son las bases de la santidad. Pídeselo con fe al Señor y Él te lo dará. Él lo ha prometido: "¡cuánto más vuestro Padre, que está en los cielos, dará cosas buenas a quien se las pida!" (Mateo 7, 11), y no puedes dudar que, lo que estás pidiendo, es una cosa buena. Párate. Haz un buen examen y piensa ¿cómo serías si no leyeras cada día la Palabra de Dios y la intentaras vivir?. Muchas veces en la vida espiritual nos parece que no avanzamos y lo que ocurre es que tenemos mayores luces para ver nuestras faltas y pecados. No cejes en la lucha y agárrate a la oración.

 


 

14 de Julio de 2018

Sábado de la XIV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 6, 1-8 / Sal 92,1-5 / Mt 10,24-33

T. "Escuché la voz del Señor que decía ¿A quién mandaré? ¿Quién irá por mí? Contesté: Aquí estoy, mándame". (Is 6, 1-8)

C. En mi familia, en mi trabajo soy yo quien tiene que llevarles el mensaje de Dios. Que mi disponibilidad para cumplir mi misión sea siempre la del profeta.

R. Se dice que nadie es imprescindible, pero lo que tú no hagas, lo que yo no haga quedará sin hacer. El compromiso que has hecho pone de manifiesto que conoces bien cuál es tu misión, como laico, en la Iglesia. El Concilio Vaticano II recordaba que "son muchos los que sólo pueden escuchar el Evangelio o conocer a Cristo por sus vecinos seglares" (Decreto Apostolican Actuositatem 13). Y esto, bien sabes, que hoy es cada día más frecuente. Allí donde estés deja el "buen olor de Cristo", siempre dispuesto a responder como el profeta: "¡Aquí estoy mándame!".

 


 

15 de Julio de 2018

Domingo XV del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Am 7,12-15 / Sal 84,9-14 / Ef 1, 3-14 / Mc 6,7-13

T. "... Él mismo nos eligió antes de la creación del mundo para ser en su presencia santos e inmaculados por el amor". (Ef 1, 3-14)

C. He de vivir esta realidad de sentirme elegido por Dios para la santidad esforzándome por obrar con más perfección en cada cosa.

R. ¿Buscas la felicidad y te comprometes con la santidad? El mundo esto no lo comprenderá. pero no olvides que el verdadero camino de la felicidad es el de la santidad porque es el de la voluntad de Dios que quiere que todos seamos santos. San Agustín buscó la felicidad con grandes ansias y no la encontró hasta que se puso en el camino de la santidad y exclamó: "Nos hiciste, Señor, para Ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti". Mira en el Evangelio quiénes son llamados "felices, Bienaventurados". Aquellos que siguen los caminos que llevan a la santidad.

 


 

16 de Julio de 2018

Lunes de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 1, 10-17 / Sal 49,8-23 / Mt 10,34-11,1

T. "Cuando extendéis vuestras manos cierro los ojos, aunque multipliquéis las plegarias, no os escucharé. Vuestras manos están llenas de sangre". (Is 1, 11-17)

C. Que nunca el Señor me pueda reprochar que mis prácticas de piedad están vacías porque no se corresponden con mi vida.

R. Las prácticas religiosas si no van acompañadas de una vida coherente con ellas se convierten en actos hipócritas o en prácticas supersticiosas. Procura que tu obrar sea consecuente con tu vida espiritual, pero nunca abandones la práctica religiosa porque tu vida no sea todo lo perfecta que desearías. "No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos" (Mateo 9, 12). Las prácticas de piedad son el medio a través del cual Dios nos hace llegar su medicina. Unas prácticas religiosas sin obras son como la higuera verde sin frutos.

 


 

17 de Julio de 2018

Martes de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 7,1-9 / Sal 47,2-8 / Mt 11, 20-24

T. "Si en Tiro y en Sidón se hubiesen realizado los milagros obrados en vosotras, tiempo ha hubieran hecho penitencia en cilicio y en ceniza". (Mt 11, 20-24)

C. He de pensar más en lo mucho que he recibido de Dios y esforzarme más en aprovecharlo según la voluntad de Dios.

R. Debes hacer todos los días examen de lo mucho que cada día recibes de Dios, para que, siendo más consciente, tengas más santidad. De Dios lo has recibido todo. Últimamente, la invitación, la gracia de encontrarte todos los días con su Palabra como María se encontraba todos los días con Jesucristo, el Verbo encarnado, la Palabra hecha carne. Sigue el ejemplo de María. Busca todos los días a Jesucristo en su Palabra para encontrarte con Él. Guarda en tu corazón esta Palabra como María la guardó. Vívela como ella vivió los encuentros con Jesús.

 


 

18 de Julio de 2018

Miércoles de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 10, 5-7.13-16 / Sal 93,5-15 / Mt 11,25-27

T. "Él decía: con la fuerza de mi mano lo he hecho, con mi saber porque soy inteligente". (Is 10, 5-7.13-16)

C. En mis éxitos he de saber dar gracias a Dios porque Él me da las cualidades que necesito para alcanzarlos.

R. Al Señor no podía agradar este modo arrogante de hablar del rey de Asiria y dijo "Castigaré su soberbia". Sí, Dios resiste a los soberbios, su mirada se fija en los humildes. En el jardín de las virtudes la humildad nos atrae más porque hace como que se esconde a nuestra vista. Cultiva la humildad. María es maestra de humildad. Cuando Isabel alaba su fe, María prorrumpe en el más bello cántico de Alabanza al Señor: el Magníficat.

 


 

19 de Julio de 2018

Jueves de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 26, 7-9.12.16-19 / Sal 101,13-21 / Mt 11,28-30

T. "Señor, tu nos darás la paz porque todas nuestras empresas nos las realizas tú". (Is 26, 7-9.12.16-19)

C. Si confío en el Señor, tendré paz aunque tropiece con dificultades.

R. No pierdas nunca la paz. La paz es el regalo de Jesús en su despedida: "La paz os dejo, mi paz os doy; -y recuerda que esa paz es distinta a la paz del mundo- no como el mundo la da, os la doy yo. No se turbe vuestro corazón ni tengáis miedo" (Juan 14, 27). La paz es el saludo de Cristo resucitado: ¡Paz a vosotros!, saludo que llenaba de gozo a los discípulos al reconocer al Señor (Juan 20, 20-21). Esta paz hace en el alma lo que la calma en el mar.

 


 

20 de Julio de 2018

Viernes de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Is 38,1-6.21-22.7-8 / Is 38,10-16 / Mt 12, 1-8

T. "Porque el Hijo del hombre es Señor del Sábado". (Mt 12, 1-8)

C. No he de sentirme esclavo de nada ni de nadie. Mi único Señor es Jesús.

R. Hoy se suspira por la libertad como nunca y, a la vez, nunca el hombre ha sido más esclavo de sí mismo y de sus miserias. Buscan la libertad donde no está. Es la verdad la que hace al hombre libre: "La verdad os hará libres" (Juan 8, 32). Y Jesucristo es esa verdad (Juan 14, 6).

 


 

21 de Julio de 2018

Sábado de la XV Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Miq 2,1-5 / Sal 9,1-14 / Mt 12, 14-21

T. "No discutirá, ni gritará, nadie le oirá vociferar por las plazas. La caña cascada no la quebrará, la mecha humeante no la apagará. Y alcanzará que triunfe la justicia". (Mt 12, 14-21)

C. Me esforzaré por superar el bache que estoy pasando en mi vida espiritual, sin indignarme conmigo mismo sino acudiendo con paz a Jesús para que avive mi mecha humeante.

R. Necesitas la mansedumbre y la humildad. Puede ser una llamada de Dios, para que adquieras esas virtudes, lo que tú llamas "crisis que estoy pasando en mi vida espiritual". las mayores victorias del cristianismo se dieron en la mansedumbre con que fueron al martirio nuestros mártires. y no olvides que, para practicar la mansedumbre, necesitas la fortaleza porque mansedumbre no es cobardía. la mansedumbre te abrirá muchas puertas en tu apostolado porque la mansedumbre custodia la caridad y la humildad.

 


 

22 de Julio de 2018

Domingo XVI del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Jr 23,1-6 / Sal 22,1-6 / Ef 2,13-18 / Mc 6, 30-34

T. "Él les dice: Venid, vosotros solos aparte, a un lugar retirado y reposad un poquito". (Mc 6, 30-34)

C. Hoy buscaré un rato más para estar a solas con Jesús.

R. Después del trajín de la predicación, Jesús invitó a los Apóstoles a un rato de retiro con Él, de diálogo, de oración. Era enseñarles lo que ellos más tarde debían de hacer. Y era enseñarnos también a nosotros. Después del trajín de cada día necesitas un rato de oración a solas con el señor. Puede ser tu encuentro diario con la Palabra de Dios. No digas que no tienes tiempo porque tienes obligaciones familiares. También es una obligación familiar que tienes la de llevar a Jesús a los tuyos. Y un consejo: cuando te retires a solas con Jesús, no lo hagas de una manera impersonal. Piensa en Jesús real, vivo, háblale como le hablarías si ambos estuvieseis en Galilea, bajo la sombra de los árboles, junto al rumor del lago. Métete en la escena del Evangelio, hazla viva.

 


 

23 de Julio de 2018

Lunes de la XVI Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Miq 6, 1-4.6-8 / Sal 49,5-23 / Mt 12,38-42

T. "Lo que te pide el Señor es hacer justicia, amar el bien y caminar en la presencia de Dios". (Miq 6, 1-4.6-8)

C. Hacer el bien y caminar en la presencia de Dios. Quiero que éste sea lema en mi vida.

R. "Todo lo hizo bien", dijeron de Jesús. Y Él se proclamó "el camino". Haciendo el bien, pones las plantas de tus pies donde Él las puso, es camino seguro. María caminó en la presencia de Dios como ninguna otra criatura. Aquí tienes tus dos modelos para hacer el bien y caminar en la presencia de Dios. Hacer el bien y caminar en la presencia de Dios: Este camino lleva hasta el cielo.

 


 

24 de Julio de 2018

Martes de la XVI Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Miq 7, 14-15.18-20 / Sal 84,2-8 / Mt 12,46-50

T. "¿Qué dios hay como tú que perdona el pecado y absuelve la culpa... se complace en la misericordia?". (Miq 7, 14-15.18-20)

C. He de agradecer a Dios su misericordia siendo yo también misericordioso con los demás.

R. Has comprendido bien cuál es la mejor manera de agradecer a Dios sus dones. Él nos dice: "Misericordia quiero y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos". A Dios le agrada más ese rato que dedicas al encuentro diario con su Palabra que los holocaustos de la Antigua Ley. Este encuentro te da conocimiento amoroso de Dios, de las cosas de Dios. Y es que cuanto más le conozcas, más le amarás.

 


 

25 de Julio de 2018

Santiago Apóstol

Hch 4,33; 5,12.27-33; 12,2 / Sal 66,2-8 / 2 Co 4,7-15 / Mt 20, 20-28

T. "A la manera que el Hijo del hombre no vino a ser servido sino a servir y entregar su vida como rescate para todos". (Mt 20, 20-28)

C. He de ofrecer a Dios esta "pequeña muerte" de mi propio "yo" sirviendo a los hermanos con espíritu redentor de Cristo.

R. Morir cada día y morir cada momento. Esto puede ser tu vida si logras ofrecer a Dios la vida que Él te ha dado. Y lo puedes realizar muriendo a tus inclinaciones, pasiones, a tu propio "yo" para darte a socorrer las necesidades de los demás. ¿Has pensado alguna vez en el martirio? Una vida entregada plenamente a los demás, por amor a Dios, es una vida heroica, es un testimonio heroico de tu fe. Es un martirio sin derramamiento de sangre. María, sin haber derramado una gota de sangre, es proclamada por la Iglesia "Reina de los mártires". Todas estas ocasiones te ofrece Dios en sus llamadas.

 


 

26 de Julio de 2018

San Joaquín y Santa Ana

Eclesiástico 44,1.10-15 / Sal 131,11-18 / Mt 13,16-17

T. "Hagamos el elogio de los hombres de bien, de la serie de nuestros antepasados. Fueron hombres de bien: su esperanza no se acabó, sus bienes perduran en su descendencia, su heredad pasa de hijos a nietos. Sus hijos siguen fieles a la alianza y también sus nietos, gracias a ellos". (Eclesiástico 44,1.10-15)

C. Quiero ser lo que fueron San Joaquín y Santa Ana: los que formaron a la que había de ser la mujer de bien por antonomasia. Si llego a conseguir que mi casa sea CASA DE MARÍA, habré llegado a esta meta. María me ayudará.

R. Hoy, festividad de San Joaquín y Santa Ana, has sentido en tu alma una vibración especial. Ellos fueron los primeros que tuvieron el honor de hacer de su casa una CASA DE MARÍA. Tú te has propuesto esto mismo: conseguir que tus hijos sean fieles imitadores de María. Tus santos protectores en esta empresa deben ser estos dos santos. Ellos formaron a la que había de ser la creadora de la casa de Nazaret. Casa de María. Forma a tus hijos de modo que ellos sean también un día constructores de casas de María.

 


 

27 de Julio de 2018

Viernes de la XVI Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Jr 3,14-17 / Sal 31,10-13 / Mt 13, 18-23

T. "Jesús dijo a sus discípulos: Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del Reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino". (Mt 13, 18-23)

C. No debo conformarme con hacer la lectura diaria de la Palabra de Dios. Debo profundizar y entender lo que Dios me quiere decir

R. También aquí María debe ser tu modelo. Debes guardar la Palabra de Dios en tu corazón meditándola. Es entonces cuando Dios derrama en tu alma gracia abundante para que conozcas su significado en profundidad. Es lo que deseaba el Apóstol a los primeros cristianos: "Que la Palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza" (Colosenses 3, 16). Para que habite en toda su riqueza, debe echar raíces profundas. El árbol no da fruto si sus raíces están sobre la tierra y no profundizan.

 


 

28 de Julio de 2018

Sábado de la XVI Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Jr 7,1-11 / Sal 83,3-11 / Mt 13, 24-30

T. "En aquel tiempo, Jesús propuso esta parábola a la gente: El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo, pero mientras dormía, un enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó". (Mt 13, 24-30)

C. Me esfuerzo en sembrar buena semilla en el campo de mi familia como madre que soy. Pero alguien siembra cizaña en mis hijos. ¿Qué he de hacer, Señor, para evitarlo?

R. El campo de la familia es sagrado. Y la madre ejerce sobre este campo un ministerio también sagrado. No te canses de sembrar buena semilla. Sé que tu decisión consciente está tomada en el sentido de ser sembradora de buena semilla. Pero aun así, cuantas veces sembrarás cizaña inconscientemente con un ejemplo no edificante, con una crítica, con una falta de paciencia... Vigila tu campo día y noche con la oración. Y vigílate tú misma que también tú eres campo de Dios.

 


 

29 de Julio de 2018

Domingo XVII del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

2 R 4,42-44 / Sal 144,10-18 / Ef 4,1-6 / Jn 6, 1-15

T. "... dice a sus discípulos: recoged los fragmentos sobrantes y que nada se desperdicie" (Jn 6, 1-15)

C. Sin esperar grandes ocasiones, aprovecharé las pequeñas procurando no desperdiciar ninguna.

R. Aquel pan multiplicado milagrosamente fue una gracia de Dios para todos aquellos que comieron de él porque hablaba de la divinidad de Jesús. Aquella invitación a que "nada se desperdicie" es una invitación que también a ti te hace para que no desperdicies ninguna gracia de Dios por pequeña que sea. Cuantas veces durante el día recuerdes el compromiso que has hecho sobre la Palabra de Dios, es una gracia que Dios te envía. Procura aprovecharla, no la desperdicies aunque sea pequeña. maría aprovechó aun la más pequeña de las gracias. Por eso es la "llena de gracia".

 


 

30 de Julio de 2018

Lunes de la XVII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Jer 13, 1-11 / Dt 32,18-21 / Mt 13,31-35

T. "Como se adhiere el cinturón a la cintura del hombre así me adherí a la casa de Judá y a la casa de Israel para que ellos fueran mi pueblo... pero no me escucharon". (Jer 13, 1-11)

C. El Señor se acerca cada día a mí para que yo sea suyo. Escucharle y entregarme a él con fidelidad.

R. Fíjate en la figura, tan expresiva tomada de la realidad, escogida por Dios, para expresar lo cerca que quiere estar de ti. Que el Señor, al final del día, no pueda echarte en cara como a Judá e Israel que no le has escuchado. Pues, tal vez, le escuchaste al hacer la Lectura, pero luego, a lo largo del día, cuando debías conservarla en el corazón para ponerla en práctica, los agobios ahogaron la semilla. Pídele a María, la Virgen fiel, que te ayude en tu propósito.

 


 

31 de Julio de 2018

Martes de la XVII Semana del Tiempo Ordinario. AÑO PAR

Jr 14,17-22 / Sal 78,8-13 / Mt 13, 36-43

T. "...Él les contestó: El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del Reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el fin del tiempo, y los segadores los ángeles". (Mt 13, 36-43)

C. En el campo de mi familia he de sembrar la buena semilla y he de vigilar para que en mis hijos nadie siembre la cizaña.

R. Sembrar buena semilla y estar vigilantes para que nadie siembre cizaña. Es misión de una madre. Has sido para tus hijos portadora de una vida corporal. Debes también ser portadora de vida espiritual. Siembra... siembra y no te canses de sembrar en el alma de tus hijos. Las obras dignas de una madre cristiana son buena semilla. Procura tener siempre en tu corazón buena semilla porque "el corazón de una madre es la escuela para el hijo". La mejor semilla: la Palabra de Dios.