madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

Oración para comenzar la lectura de la Palabra de Dios

Señor, habla a mi alma con la fuerza de tu Palabra.

Hazme comprender lo que en ella me quieres decir.

Dime, Señor, lo que yo puedo darte.

Aquí estoy para hacer tu voluntad. Amen

ModoLecturaEnlace

OracionGrupoEnlace

 

21 de enero de 2018

Domingo III del Tiempo Ordinario. CICLO "B"

Jonás 3,1-5.10 / Sal 24, 4-9 / 1 Cor 7,29-31 / Mc 1,14-20

T. "Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas". (Sal 24, 4-9)

C. Repetiré esta plegaria frecuentemente durante el día. Estaré atenta a escuchar la voz de Dios que me llama para que vaya por sus caminos, por sus sendas.

R. Durante el día Dios te hablará de muchas maneras para que te acerques y entres en sus caminos y en sus sendas. Bien lo oyó el Apóstol: "A los que aman a Dios todo cuanto les sucede es para bien" (Romanos 8, 28). Aprende a ver en todas las cosas caminos de Dios. A San Francisco de Asís todo le hablaba de Dios. Busca los caminos de Dios en las cosas pequeñas. Muchas cosas grandes heroicas, están formadas con "cosas pequeñas". También es heroico lo sencillo cuando es permanente hasta el final.

 

 

Oración al terminar la lectura de la Palabra de Dios

He aquí la Esclava del Señor.

Hágase en mí según tu Palabra.

(Lc 1,38)

Señor, ayúdame a guardar en mi corazón

la Palabra que has enviado a mi alma.

Tú me has dado el querer aceptarla,

dame también el poder realizarla en mi vida.

Por Jesucristo, nuestro Señor.