madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

Oración para comenzar la lectura de la Palabra de Dios

Señor, habla a mi alma con la fuerza de tu Palabra.

Hazme comprender lo que en ella me quieres decir.

Dime, Señor, lo que yo puedo darte.

Aquí estoy para hacer tu voluntad. Amen

ModoLecturaEnlace

OracionGrupoEnlace

 

23 de Octubre de 2019

Miércoles de la XXIX Semana del Tiempo Ordinario. AÑO IMPAR

Rm 6,12-18 / Sal 123,1-8 / Lc 12,39-48

T. "No pongáis vuestros miembros al servicio del pecado como instrumentos del mal... poned a su servicio vuestros miembros, como instrumentos del bien". (Rom 6, 12-18)

C. He de poner todos los miembros de mi cuerpo al servicio de Dios para que todos me ayuden a conseguir la santidad.

R. Para que tengas una ayuda especial de María en este propósito que con tanta generosidad has hecho, te aconsejo que reces todos los días aquella tan conocida oración: "Oh Señor mía, oh Madre mía, yo me ofrezco enteramente a ti, y, en prueba de mi filial afecto, te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra todo mi ser. ya que soy todo tuyo, ¡Oh Madre de bondad!, guárdame y defiéndeme, como cosa y posesión tuya". TOTUS TUUS.

 

 

Oración al terminar la lectura de la Palabra de Dios

He aquí la Esclava del Señor.

Hágase en mí según tu Palabra.

(Lc 1,38)

Señor, ayúdame a guardar en mi corazón

la Palabra que has enviado a mi alma.

Tú me has dado el querer aceptarla,

dame también el poder realizarla en mi vida.

Por Jesucristo, nuestro Señor.