madrid

lleida

figueres


btn contacto

 

 

 

 

Oración para comenzar la lectura de la Palabra de Dios

Señor, habla a mi alma con la fuerza de tu Palabra.

Hazme comprender lo que en ella me quieres decir.

Dime, Señor, lo que yo puedo darte.

Aquí estoy para hacer tu voluntad. Amen

ModoLecturaEnlace

 

 

20 de Enero de 2021

Miércoles de la II Semana del Tiempo Ordinario. AÑO IMPAR

Hb 7,1-3.15-17 / Sal 109, 1-4 / Mc 3,1-6

T. "Tú eres por siempre sacerdote, según el orden de Melquisedec". (Sal 109, 1-4)

C. Viviré mi sacerdocio común, el sacerdocio del que me hizo partícipe el bautismo y me configuró aún más con Cristo por medio de la Confirmación. Para ello ofreceré conscientemente todos mis actos al Señor, los presentaré como ofrenda agradable al Padre y en remisión por mis pecados y los de los hombres.

R. Qué importante sería que todos los cristianos vivieran su sacerdocio común. Procura cada día ir formando en ti un alma sacerdotal y no olvides que, por el Bautismo y la Confirmación, participas también de la misión real (ordenar todas las cosas a la gloria de Dios, al crecimiento de su Reino) y de la misión profética (hablar en nombre de Dios, ser testigo, apóstol de Jesús en medio del mundo). Este sacerdocio, esta misión profética y real también la tienes "in aeternum".

 

 

Oración al terminar la lectura de la Palabra de Dios

He aquí la Esclava del Señor.

Hágase en mí según tu Palabra.

(Lc 1,38)

Señor, ayúdame a guardar en mi corazón

la Palabra que has enviado a mi alma.

Tú me has dado el querer aceptarla,

dame también el poder realizarla en mi vida.

Por Jesucristo, nuestro Señor.